PIOTR ILICH TCHAIKOVSKY (1840-1893)

30 Jul

Concierto para violín y orquesta en re mayor Op. 35

A Enrique, a quien tanto le gusta esta obra, con toda mi admiración.

¡Oh, infortunio! ¡Ah, malhadada suerte!

Esas expresiones angustiosas y un tanto románticas pueden ser las constantes de la vida de Tchaikovsky, quien vivió siempre asediado por sombras fantasmagóricas y situaciones profesionales que a cualquiera deprimen, pero que sólo un ser hipersensible como él podía hundirse en el más oscuro y fangoso abismo a consecuencia de ellas.

Para empezar, algunos gritos dolorosos del alma del ruso:

“Tengo los nervios deshechos… Moriré pronto, bien lo sé… La humanidad me asquea y quisiera vivir lo más lejos posible del mundo.”

Sí: un ser atormentado era Tchaikovsky.

Y ahora, diversas razones por las cuales su delicado espíritu era golpeado sin piedad una y otra vez:

1.- Su muy vulnerable personalidad fue el resultado, quizá, del sofisticado trato que le proporcionó su institutriz: la joven suiza Fanny Dürbach.

2.- En 1854 el joven Piotr de catorce años de edad tuvo que enfrentar la horrible muerte de su madre (Alexandra Andreievna) a causa del cólera. Esa figura a la que tanto idolatraba el adolescente, se transfiguró fulminante ante los ojos de Piotr, en baños de agua hirviendo para calmar las fiebres alucinantes y que no pudieron devolverle la luz a sus ojos.

3.- Seguramente esa idealización de la figura materna derivó en la imposibilidad de Tchaikovsky de acercarse naturalmente a las mujeres. Así, su homosexualidad se hizo aparente en un momento histórico y social que repudiaba inmediatamente a quienes elegían ese tipo de sexualidad. El delicado ruso fue, por supuesto, blanco fácil para los despiadados ataques de desaprobación social (¿le hubiera ocurrido lo mismo viviendo en nuestros tiempos? “Probablemente”, sería la desagradable respuesta).

4.- Dos de sus partituras más célebres en la actualidad y cuyo éxito se debe a su innegable perfección y magnético poder de comunicación, fueron las responsables de severas decepciones por parte de su autor: su Primer concierto para piano (1874) y su Concierto para violín (1878). Ello parece que ocurrió no a causa de las obras en sí; más bien, el problema residió en la elección de los intérpretes, supuestos amigos entrañables de Tchaikovsky quienes se sentían con la suficiente autoridad para dedicarse a maldecir sin piedad el contenido de las citadas partituras. En cuanto al Concierto para piano, recordemos que sapos, culebras y alebrijes salieron de la dizque educada boquita de Nicolás Rubinstein al escuchar al nervioso Tchaikovsky tocando su obra por primera vez en un salón del Conservatorio de San Petersburgo: “la obra es mala, vulgar …debía ser arrojada a la basura…” La reacción en ese momento: terrible furia. El pobrecito Tchaikovsky se quedó trinando de coraje, y durante algunos minutos permaneció mudo (speachless!) debido a la ira incontenible.

Y para el Concierto de violín el buen ruso eligió a Leopold Auer para su estreno. Pero aunque  la primera página de la partitura llevaba una linda dedicatoria al virtuoso, Auer revisó la música y se dirigió a Tchaikovsky, haciéndole saber -sin tacto alguno, por supuesto- que el Concierto era “total y absolutamente intocable”.

El educado violinista Leopold Auer

¡Cuánto desafortunado acontecimiento! Sólo Tchaikovsky en primera persona nos puede devolver un poco de tranquilidad y cordura:

“En el momento de la creación es absolutamente necesaria para el artista una calma interior completa. En ese sentido la creación artística, incluida la musical, es siempre objetiva. Están equivocados aquellos quienes creen que un creador es capaz de expresar sus sentimientos en un momento de afecto, con ayuda de los elementos técnicos que estén a su disposición. Tanto los sentimientos alegres como los tristes encuentran su expresión en forma retrospectiva. Sin tener motivo especial para la alegría, soy capaz de conseguir que un impulso creador de naturaleza alegre me invada…Y a la inversa: en medio de una atmósfera de dicha podría producir una obra saturada de sentimientos lúgubres y desesperados. En fin, el artista vive una vida doble: humana y artística…Y estas dos vidas no siempre transcurren simultáneamente en común…”

De esa manera, nos percatamos que Tchaikovsky podría ser lo más vulnerable del mundo, pero sus propias palabras nos reflejan su sólida personalidad artística y su férrea capacidad ante la adversidad.

Adolf Brodski, a quien sí le gustó el Concierto de violín

Ni crea que con respecto al Concierto para violín Tchaikovsky dobló las manos. Tres años después de haber terminado la obra supo que el violinista Adolf Brodski se había empeñado en estudiar la partitura, aunque el ponzoñoso Auer le recomendó que desistiera de tal empresa. Así, el 4 de diciembre de 1881 la ciudad de Viena fue testigo de la primera presentación del Concierto de Tchaikovsky bajo la dirección de Hans Richter. Brodski se dirigió al autor y señaló que era difícil aburrirse tocando la obra por su enorme belleza.

¿Cuál fue la reacción del público? En general: buena. Aunque quienes vinieron a romper la frágil magia del instante fueron los críticos musicales, as always

El terrible, mezquino y amargado crítico Eduard Hanslick redactó con la mejor cosecha de su viperino veneno lo siguiente: “El violín… no es tocado, sino desgarrado en pedazos, golpeado hasta llegar a los moretones. No sé si es posible sortear esas horribles dificultades técnicas, pero estoy seguro que, al intentarlo, el señor Brodski nos martirizó y se martirizó… El finale nos lleva a la vulgar diversión de un carnaval ruso. Vemos caras salvajes, escuchamos proclamas soeces y nos llega un olor a alcohol barato.”

¡Caray! No cabe duda que hasta el más cruel ser humano podría sorprenderse con la maldad y negatividad del horrible Hanslick. Pero el Concierto de Tchaikovsky siguió paso firme gracias al empuje de Brodski, quien obviamente recibió la dedicatoria final de la pieza. Así, el valiente intérprete tocó varias veces el Concierto, y en la capital inglesa informó a cuento reportero se le acercó que la tocaría por el resto de su vida.

Tchaikovsky con su ¡esposa! Antonina Miliukova

Aunque la época en que Tchaikovsky concibió su Concierto para violín fue difícil y angustiosa para él (había huido del acoso de su única esposa, Antonina Miliukova, otra infame fichita), el divino y transparente ambiente de Clarens, a orillas del lago Ginebra, le proporcionó a Tchaikovsky la paz que necesitaba para crear, como siempre lo requirió según sus palabras arriba citadas.

De tal suerte, y alejándonos de los infaustos comentarios y mala fe de uno que otro amargado, este Concierto es una espléndida pieza musical, súper virtuosa, lírica y emotiva, capaz de poner en ebullición hasta a un alma pasiva. Y por supuesto, lo más radiante de su contenido es, como suele ocurrir en la música de este ruso, el firme carácter y originalidad en sus melodías. Cabe ahora una saludable aseveración con respecto a quienes criticaron tanto el Concierto para violín como el Primer concierto para piano de Tchaikovsky: Auer (violinista) y Rubinstein (pianista) recibieron una “sopa de su propio chocolate”, pues el primero de ellos tocó el Concierto para violín como homenaje a Tchaikovsky dos semanas después de la desaparición física; mientras que el otro casi se le hincó al autor, rogándole su perdón, aunque Tchaikovsky ni lo volteo a ver, e inmediatamente comenzó a tocar por todas partes el Concierto de piano, alabándolo una y otra vez (quizá hasta debajo de la regadera). ¡Santas cruces tuvieron que cargar, Batman!

La moraleja de esta historia (y como dice mi señora madre): “No se puede hacer daño a alguien, pues ese mal se nos revierte al doble”.

JOSÉ MARÍA ÁLVAREZ

Descarga disponible:

Piotr Ilich Tchaikovsky: Concierto para violín y orquesta en re mayor Op. 35

Versión: Maxim Vengerov, violín. Orquesta Filarmónica de Berlín. Claudio Abbado, director. 

Anuncios

2 comentarios to “PIOTR ILICH TCHAIKOVSKY (1840-1893)”

  1. Rob diciembre 2, 2011 a 5:11 pm #

    Hola, buenas tardes. Donde puedo encontrar esta pieza por que no la encuentro y ya tengo rato buscandola. El enlace no indica donde bajarla.

    Muchas gracias

    • redmayor diciembre 3, 2011 a 1:31 am #

      En la aplicación del lado derecho BOX. Ahí está…
      Si hay problema lo reviso.
      Un saludo.

Participe con su comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: