ANTON BRUCKNER (1824-1896)

9 May

Cuarta sinfonía en mi bemol mayor, Romántica

  • Bewegt, nicht zu schnell
  • Andante quasi Allegretto
  • Scherzo: Bewegt
  • Finale: Bewegt, doch nicht zu schnell

    Anton Bruckner

En algún momento, cierto personaje le solicitó a Bruckner una explicación sobre el contenido del último movimiento de su Cuarta sinfonía, a lo que el compositor austriaco respondió: “Ya no sé qué es lo que tenía en la mente cuando lo escribí”. Este comentario refrenda aquel otro, salido de la boca de Gustav Mahler refiriéndose a Bruckner y en el que lo definía como “una maliciosa mezcla entre Dios y un ser simplón”. Sin embargo, las buenas intenciones de aquel Bruckner organista de iglesia y compositor de monumentos sinfónicos por convicción propia, eran evitar cualquier interpretación extramusical de sus partituras, por el riesgo de caer en algún asunto que las convirtiera -especialmente sus Sinfonías– en programáticas, justamente como muchos de sus contemporáneos lo estaban haciendo en ese preciso momento. Aún así, esa distinción entre música “absoluta” y “programática”, que constituyó un claro tema de debate entre los estetas del siglo XIX, difícilmente le hace justicia a las creaciones brucknerianas. Si bien es cierto que la Cuarta sinfonía de este autor definitivamente posee connotaciones extramusicales, su estructura formal no puede ser entendida a través de un programa explicativo.

Después de estas aseveraciones usted seguramente se preguntará ¿por qué a la Cuarta sinfonía es la única de su catálogo que porta un nombre: Romántica? Desde el primer manuscrito de esta obra aparece dicho título. Y posteriormente Bruckner proporcionó varias descripciones poéticas para música sin pretender que influyeran en la comprensión y/o disfrute de la Sinfonía. Para el primer movimiento él anotó lo siguiente: “Una villa medieval – rompe el alba… los Caballeros montan hacia su tierra – la magia del bosque los rodea – murmullos del bosque, pájaros que cantan – y entonces la imagen romántica se desdobla.” Y en lo que se refiere al scherzo que escribió para la Cuarta sinfonía en 1878, el también conocido como “scherzo de caza”, Bruckner, haciendo un recuento de sus pensamientos, hizo referencias precisas sobre este trozo mucho antes de que lo escribiera: “Sólo tengo que terminar el nuevo scherzo. Tiene que ver con una escena de caza, y el trío es un baile ejecutado en honor de los cazadores al momento de la cena.”

En contraparte a la Sexta sinfonía, Pastoral, de Beethoven, la Romántica de Bruckner no intenta describir o pintar un cuadro “rústico” con la ayuda de los sonidos. Más aún, la música se convierte en una imagen de la Naturaleza misma. Para corroborar lo anterior, basta escuchar el inicio de la Sinfonía, como si fuera un sonido venido de lo más hondo de la Naturaleza (mire usted, justo como Mahler lo pensó para dar inicio a su Sinfonía Titán), con un motivo en el corno francés. A medida que avanza este movimiento, dicho motivo cobra dimensiones espectaculares y reaparece como hilo conductor en el movimiento lento. El scherzo es, probablemente, una de las músicas brucknerianas más gustadas y conocidas en el mundo, con todo ese carácter de cacería que quiso darle el autor por su fuerza y vitalidad y los toques de cornos que aparecen poco a poco hasta llevar ese motivo a una afirmación enérgica que está presente hasta el final de este tiempo.

Bruckner (retrato de 1889)

La Cuarta sinfonía de Bruckner (como es el caso en muchas otras de sus partituras) tiene cuatro diferentes versiones o ediciones, tres de la Sinfonía completa (1874, 1878 y 1886), y una (1880) en la que únicamente el último movimiento fue totalmente re-escrito. El director vienés Hans Richter siempre se mostró muy entusiasta con respecto a la primera de estas versiones, y declaró que: “Nada como esto ha sido escrito desde tiempos de Beethoven”. Sin embargo, las ejecuciones a realizarse en Berlín y Viena con este director nunca pudieron cristalizarse. Este hecho llevó a Bruckner a realizar una revisión a fondo en 1878. Y aunque esta versión nunca fue tocada, el compositor volvió a tomar la iniciativa de hacer cambios sustanciales en la partitura por lo que re-escribió totalmente el Finale. Dicha versión fue presentada por Hans Richter en Viena el 20 de febrero de 1881, y es la que, de hecho, se difunde más en grabaciones y conciertos.

El hecho de que Bruckner continuara revisando la partitura de la Sinfonía romántica por un lapso de quince años más sugiere una posible inseguridad de un compositor algo excéntrico. Eso sí, no sólo era su feroz autocrítica la que lo llevaba a cambiar sustancialmente varias de sus Sinfonías, sino que su entorno y -especialmente- varios de sus colegas fueron quienes le metían ideas raras en la cabeza y alimentaban su incredulidad hasta niveles insoportables. Los constantes cambios en la música de la Cuarta sinfonía han llevado a varios a indicar que el resultado de todo ese incasable trabajo únicamente dio como consecuencia una Sinfonía fragmentada, que no puede escucharse como un todo, redondo y definitivo. Y si a esas aseveraciones añadimos que el mismo compositor nunca consideró esta obra como una Sinfonía programática, aunque proporcionó todos los elementos para que lo fuera, no nos queda más que quedarnos con un intenso signo de interrogación tatuado en la cara. ¿Acaso suena fragmentaría? ¿Acaso tiene importancia algún programa o no para música tan bella? La verdad es que el tiempo ha tenido la última palabra para calificarla en el panteón de las grandes obras musicales de todos los tiempos: la Cuarta de Bruckner es su Sinfonía más tocada en conciertos y más grabada en disco. ¿Alguna otra duda?

JOSÉ MARÍA ÁLVAREZ

Descarga disponible:

Anton Bruckner: Sinfonía No. 4 en mi bemol mayor, Romántica

Versión original 1878-1880: Orquesta Filarmónica de Berlín. Daniel Barenboim, director.

Anuncios

Participe con su comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: