Archivo | Giuliani, Mauro RSS feed for this section

MAURO GIULIANI (1781-1827)

22 Oct

Concierto para guitarra y orquesta en la mayor, Op. 30

  • Allegro maestoso
  • Andantino (Siciliana)
  • Polonaise (Allegretto)

Mauro Giuliani fue un hombre respetadísimo en su época, y gozaba de enorme aceptación musical y social en los más diversos ámbitos de la vida italiana. Él nació en la pequeña villa de Bisceglie, en el extremo sur de Italia sobre la costa del Mar Adriático. Giuliani comenzó a estudiar el violonchelo, sin embargo combinó con genialidad sus magníficas dotes en el contrapunto con la práctica de otro instrumento: la guitarra de seis cuerdas, de la cual se convirtió al paso del tiempo en un virtuoso de altos vuelos. Justamente en la región que vio nacer a Giuliani, y que era conocida en esos tiempos como el Reino de las dos Sicilias, existía un considerable número de guitarristas virtuosos como Luigi Agliati (17??-1815), Ferdinando Carulli (1770-1841), Filippo Gragnani (1768-1820) y Antonio Nava (1775-1821), pero que no contaron con la fama suficiente pues los italianos sureños estaban más habituados al goce de la ópera, sin interesarles qué más pudiera ocurrir a su alrededor. De tal manera, todos aquellos guitarristas tuvieron que emigrar al norte de la península para probar suerte, como a los ducados de Toscana y Parma o bien a los reinos de Piamonte y Lombardía –y si nos referimos a estas regiones de esa forma es porque en el período referido Italia no estaba unificada.

Mauro Giuliani, A-Wn Pg 193338.I(1)

Mauro Giuliani

Esa “migración guitarrística” no le ocurrió a los señores arriba mencionados. Giuliani también tuvo que hacer sus maletas, pero él decidió no detenerse hasta llegar a Viena en 1806. En aquella ciudad impresionó por sus enormes dotes musicales, opacando casi por completo a los virtuosos locales como Alois Wolf (1775-1819) y Simon Molitor (1766-1848), pero también se le reconoció por su talento nato en la composición. En tan sólo dos años, Giuliani alcanzó la fama que tanto buscaba en Viena y en su carrera, con el estreno de su Concierto para guitarra Op. 30. Pero ello no quedó ahí: el catálogo de este autor comenzó a nutriste ávidamente, agrupando un total de doscientas treinta obras más, entre las que se encuentran dos Conciertos para el mismo instrumento, el Quinteto para guitarra, dos violines, viola y cello Op. 65, ocho Tríos para guitarra, flauta y violín, el Gran dúo concertante para guitarra y piano, entre otras obras.

La emperatriz de Francia, María Luisa de Habsburgo-Lorena (1791-1847), es decir, la segunda esposa de Napoleón Bonaparte (1769-1821), le otorgó a Giuliani el nombramiento de “virtuoso honorario de cámara” en 1814. Y diez años después este hombre regresó triunfante al Reino de las dos Sicilias, después de incontables viajes a Rusia y de residir durante tres años en Roma; en ese momento, Giuliani recibió todo el apoyo de la corte de Nápoles hasta que la muerte lo sorprendió prematuramente en aquella localidad.

Como dato interesante, hay que hacer notar que Giuliani, en su calidad de chelista, fue uno de los integrantes de la orquesta que estrenó la Séptima sinfonía de Ludwig van Beethoven (1770-1827) el 8 de diciembre de 1813; dicho compositor profesaba un formidable respeto por el italiano y su forma de tocar la guitarra, por lo que el mismo músico de Bonn arregló varias de sus canciones para voz y piano con acompañamiento de guitarra, pensando en que el único que podría tocar esa parte sobre la tierra era el magnífico Giuliani.

JOSÉ MARÍA ÁLVAREZ

Descargas disponibles:

MÚSICA

Versión: Pepe Romero, guitarra. Academia de Saint Martin-in-the-Fields. Sir Neville Marriner, director.

A %d blogueros les gusta esto: