Archivo | Stokowski, Leopold RSS feed for this section

JOHANN SEBASTIAN BACH (1685-1750)

10 Nov

Toccata y fuga en re menor, BWV. 565

Orquestación de Leopold Stokowski (1882-1977)

Leopold Stokowski

Uno de los personajes más controvertidos en la historia musical del siglo XX es sin lugar a dudas Leopold Stokowski. Considerado desde muy joven como “un muchacho nervioso, histérico, que cuenta con algunas habilidades naturales para la música pero que no tiene noción de lo que es dirigir una orquesta”, fue nombrado a los 27 años de edad como director de la entonces Sinfónica de Cincinnati, aunque tres años más tarde tuvo que dejar la organización envuelto en toda una tormenta de polémicas. Curiosamente, a Stokowski no le afectó esta situación pues ya tenía bajo la manga un jugoso contrato que le ofreció la Orquesta de Filadelfia. Así, con esa agrupación el músico vivió algunos de sus mejores años al llevar a grados de insospechada maestría musical a los de Filadelfia. Músicos tan reconocidos como Busoni, Kreisler y Rajmáninov tocaron como solistas y el entonces repertorio contemporáneo (tanto Richard Strauss, Sibelius y Debussy, entre otros) encontraron lugar en las novedosas programaciones de la Orquesta. De hecho, los “atrevimientos” artísticos de Stokowski llegaron a presentar innumerables estrenos en América, como La consagración de la primavera de Stravinsky, los Gurrelieder de Schönberg o la ópera Lulú de Alban Berg. Esa fue la época en la que Stokowski se interesó por realizar transcripciones para orquesta, nutriendo su catálogo con un total de 192 partituras originales para instrumentos tan diversos como órgano, piano, piezas vocales u obras de cámara. Él se aventuró a transcribir algunas Sinfonías de Tchaikovsky y Elgar para órgano pues además fungió como organista titular de la Iglesia de San Bartolomeo en Nueva York y estas piezas mostraron sus múltiples capacidades virtuosas en el instrumento. Poco a poco se fue sumergiendo en el mundo de las transcripciones para gran orquesta, de lo cual surgieron sus aproximaciones a Cuadros de una exposición y Una noche en la árida montaña de Mussorgsky, la Obertura 1812 de Tchaikovsky, la Catedral sumergida y el Claro de luna de Debussy, así como su primera gran partitura en el género: una versión suntuosa del Preludio en do sostenido menor de Rajmáninov.

El muy famoso saludo de Stokowski a Mickey Mouse en la película Fantasía de Walt Disney

Por supuesto, su autor predilecto para orquestar fue siempre Johann Sebastian Bach, siendo una de sus más famosas transcripciones aquella de la Toccata y fuga en re menor, cuya difusión fue mayor gracias a que con ella inicia la película Fantasía de 1939 y estrenada un año más tarde. ¿Quién no recuerda la famosa silueta del Maestro en su podio, sobre un fondo colorido, alzando los brazos para dirigir a la Orquesta de Filadelfia, en una escena llena de plasticidad (aún en nuestros días), y cómo este personaje se tomó un breve instante para saludar a uno de los protagonistas de la cinta: Mickey Mouse? El mismo Stokowski grabó siete veces esta Toccata y fuga y fue hasta el fin de su carrera una de sus piezas preferidas en los conciertos que dirigió. Todo este trabajo en repertorio que, por esos tiempos, era poco conocido, culminó en denominarse como “El sonido Stokowski” y que la Orquesta de Filadelfia desarrolló décadas después para transformarse en aquel célebre (pero hoy casi perdido) “Sonido Filadelfia”. Obsesionado con la pureza del sonido, Stokowski estudió electrónica con el único fin de alcanzar los más altos niveles en el campo de la grabación; en este sentido, en 1925 fue el primero en realizar una “grabación eléctrica” de una sinfonía completa y seis años más tarde estuvo involucrado en los experimentos para alcanzar el sonido estereofónico. Célebres son sus grabaciones de los años 1960 para la compañía London en las que utilizó un novedoso sistema llamado Phase 4.

Todas las historias que protagonizó Stokowski lo convirtieron ante varios sectores del público (sobre todo los puristas) como un auténtico ogro megalómano. Se tienen noticias de que se atrevió a firmar un contrato para dirigir en Londres en el año 1982, es decir, para su centésimo cumpleaños (!!!) algo que, a ojos vistas, no ocurrió. Extravagante y polémico, sí… ¿Pero qué mujer u hombre genial no lo ha sido en la historia de la humanidad?

JOSÉ MARÍA ÁLVAREZ

Descarga disponible:

Johann Sebastian Bach – Leopold Stokowski: Toccata y fuga en re menor BWV 565

Versión: Orquesta Filarmónica de Los Ángeles. Esa-Pekka Salonen, director.

A %d blogueros les gusta esto: